El primer álbum de música en formato compact disc se vendió hace 30 años, siendo el primero en comercializarse ’52nd Street’ de Billy Joel

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de octubre.- El CD ya es treintón y el primero disco en este formato fue el de Billy Joel, que aunque no era inédito, pues el compositor, pianista y cantante lanzó 52nd Street (Calle 52) en 1978, pero se reeditó en Japón cuatro años después (en 1982) en formato compacto junto con el primer reproductor de CD, un equipo Sony CDP-101.

Así, Billy Joel haría historia como el primer sustituto del cassette y el vinilo, aunque su álbum estrenó el nuevo formato de reproducción de música, el camino hacia el nacimiento del CD empezó años antes, específicamente en 1974, cuando un proyecto de la industria de audio de Philips en los Países Bajos pretendía desarrollar un disco óptico de audio con calidad de sonido superior a la del formato vinilo.

Los primeros CD en llegar al mercado tenían grosor muy superior al actual y podían llegar a superar los 11 centímetros de diámetro.

Pero en tan sólo tres años (1977), el grupo estableció un laboratorio con la única misión de construir CD y reproductores.

Philips optó por el nombre Compact Disc (disco compacto), en línea con otro de sus productos, el cassette compacto.

Los que enterraron al cassette y el vinilo

Al mismo tiempo, Sony también había estado trabajando en un CD. Sony y Phillips se asociaron de forma eventual para el lanzamiento comercial del primer CD en 1982.

Al igual que con la mayoría de las innovaciones tecnológicas , el escepticismo reinaba en torno a este nuevo y revolucionario formato que ayudó a arrastrar la industria de la música hacia la era digital moderna.

Desde entonces han pasado muchas cosas que afectan a otros formatos, como las cintas casette, que han desaparecido, y el MiniDisc de corta duración (MD), que nació como alternativa, pero fracasó.

Ceder o no ceder

En 2007, veinticinco después de su nacimiento, se habían vendido ya más de 200 mil millones de CD en todo el mundo, pese a que ya entonces la creciente popularidad de otros formatos y las copias ilegales -el popular “top manta” (piratería)- le estaban comiendo terreno.

Hoy en día, el uso cada vez más frecuente de soportes más pequeños que permiten almacenar descargas se refleja en la producción de países como Japón, que en 2011 fabricó algo más de 196 millones de CD, frente a los casi 330 millones de hace diez años.

La producción anual de discos compactos alcanza los 45 millones de unidades

Dos años después se fabricaban ya más de 100 millones de CD.

Cuatro años después, la cifra se había triplicado y la producción llega a los 300 millones.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx/index.php?m=nota&seccion=funcion&cat=3&id_nota=861967

Leave a Reply

Protected by WP Anti Spam